“Cuentan que Picasso tenía problemas con la acción. Veía un papel tirando en el piso de su estudio, y le molestaba, pero no lo recogía, y el papel podía quedar meses tirando en ese sitio. A mí me pasa exactamente lo mismo. Son como pequeños tabúes incomprensibles, parálisis de la voluntad, que me impiden hacer algo que quiero hacer, y me lo siguen impidiendo indefinidamente. La sobrecompensación correspondiente es la producción frenética de obra, como si pintando cuadro tras cuando ese papel fuera a levantarse solo.”
– César Aira

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *